¿Tienes poco tiempo? ¿Te cuesta la cocina?  Si tienes invitados, sorpréndelos con un postre muy rico y fácil, con el que te puedas lucir frente a tus comensales.
La crema de whisky irlandesa Baileys permite que se pueda disfrutar con hielo, en otras bebidas, e incluso en gastronomía. Este postre de chocolate es una forma simple de entregar un toque especial a tus comidas.

Ingredientes:

  • - 400 ml de leche de coco
  • - 200 ml de Baileys
  • - 200 gr de chocolate negro
  • - hojas de menta y berries para decoración.

Preparación:

Refrigerar la leche de coco en su lata durante toda la noche, o lo ponerla en el congelador durante unas horas.

Vertemos la leche en un recipiente y desechamos el agua que queda al final de la lata.

Fundir el chocolate en una olla, a baño maría, hasta que esté completamente derretido. Luego batir la leche de coco a velocidad alta hasta que quede sedosa y bien ventilada.

Añadir el Baileys a la leche de coco muy lentamente sin dejar de batir. Luego el chocolate fundido, mezclando continuamente para incorporarlos. Continuar mezclando a velocidad alta durante unos segundos.

Distribuir las porciones en moldes individuales, pequeños vasos o copas.

Refrigerar durante unas horas o durante la noche para lograr una textura sedosa.

¡Decóralo con hojitas de menta y berries, y ya está listo para disfrutar!