¡Tenemos una nueva colaboradora! Mile Vallejos es Chef Instructor de Culinary, especialista en repostería, y hoy nos comparte una receta clásica, perfecta para esas deliciosas onces familiares de fin de semana. ¡Que la disfruten!

Back to basics!

La pastelería clásica me encanta, considero que una buena torta de receta casera, a veces sorprende mas que un plato súper producido con miles de químicos, texturas e inversión de tiempo y dinero, claramente depende del contexto, pero para una glotona como yo, toda la comida rica es bienvenida. Esos postres ricos que nos transportan al pasado, y nos hacen recordar las cocinas de nuestras mamas o las onces de los 80. Los panqueques son un clásico de nuestra mesa, personalmente a mi me encantan y fueron una de las primeras preparaciones que aprendí, mi papá me enseño a lanzarlos y darle una vuelta con el sartén, y yo me creía toda una Master chef, con 10 años de edad.

Aunque sea una preparación sencilla deben saber que la diferencia entre un Panqueque chileno y un crêpe  es su grosor, mientras nuestro panqueque es mas grueso el crêpe es más delgadito y esta receta en especifico, tiene adición de cerveza, lo que le da un poco de esponjosidad al batido.

 Panqueques o Crêpes Celestinos

  • 230 gr de harina sin polvos
  • 3 huevos
  • 500 cc de leche
  • 80 cc de cerveza
  • 20 grs de mantequilla sin sal derretida fría
  • 1 pizca de sal

Para el relleno :

Manjar, mermelada, nutella, miel, frutas, mantequilla de maní, etc.

Poner todos los ingredientes menos la cerveza en una licuadora y mezclar hasta lograr que se forme un liquido suave y sin grumos, también pueden utilizar una “minipimer” para dejar la mezcla más suave. Si quedan algunos grumos, siempre se puede solucionar con un colador fino.

Finalmente agregar la cerveza y mezclar bien.

Poner un sartén anti adherente a calentar a fuego medio, pincelar con un poco de mantequilla derretida y poner una porción pequeña de mezcla en el centro, luego mover el sartén hasta que la mezcla escurra por toda la superficie. Cocinar aproximadamente 30 segundos y luego dar vuelta y dejar 30 segundos más, el tiempo depende del grosor del crêpe. Si el panqueque es muy delgado, ni sueñen con darlo vuelta en el aire, solo resulta con los más gruesos. Retirar del fuego y rellenar a gusto y espolvorear con azúcar flor. Pueden darle ese toque especial arriba con un marcador de fierro, que se calienta en el fuego directo, y luego se pone sobre el azúcar para darle un sabor caramelizado y textura crocante.

Pueden servirlo con helado de vainilla o solo relleno y como es una mezcla neutra también se puede preparar con un relleno salado como un “pino”, un salteado de champiñones, un Hummus o un exquisito Tabouleh bien aliñado. Lo más importante que no deben olvidar es que mientras más líquida esté la mezcla, más delgados quedan estos Crêpes (eso puede variar dependiendo del tamaño de los huevos) y la idea es esa, para que podamos comer muchos más, de todas formas eso queda a elección de ustedes.