Esperar al garzón para poder pagar la cuenta cuando se sale a comer a veces tarda más de lo que nos gustaría. Por ello los emprendedores Francisco Opazo y Jean Philippe Cazenave crearon Pipol, la primera aplicación chilena que permite pagar la cuenta de un restaurante, ya sea en el local o a través de delivery, desde el celular, en el momento que el usuario quiera.

Se trata del primer servicio que da acceso a pagos móviles de manera rápida, fácil y segura, eliminando los tiempos de espera al pagar la cuenta de un restaurante o bar, y sin necesidad de tener efectivo o exponerse a robos y clonaciones de tarjetas.

Pipol app 1 (alta)

El funcionamiento de Pipol es sencillo. Tras descargarla y registrarse, el usuario asocia su cuenta con una tarjeta de crédito, y accede a ver todos los restaurantes cercanos en los que puede pagar con la app.

Una vez en el restaurant, al hacer check-in la aplicación entrega un código de 5 dígitos que debe comunicarle al garzón o a la persona que está al teléfono en el caso del delivery. Este código le permite al usuario autorizar las transacciones que se realizan a través de Pipol, ver su consumo en tiempo real y cerrar la cuenta cuando él quiera. Además de esto, Pipol permite cancelar la cuenta de manera individual o compartida.Todas las transacciones gozan de seguridad mediante una contraseña que protege los datos personales de la cuenta.

Actualmente, los restaurantes conectados a Pipol en Santiago son Vietnam Discovery, IT Sandwich Bar, la Cocina de Javier, Ruca Bar, Amicci, Santa Pizza, Bar Mañío, Luco’s, Crudo y sin censura, Mogambo, y Bariloche. Para fines del 2016, Pipol espera aumentar al menos a 200 sus locales asociados.

Pipol ya se encuentra disponible en IOS y Android. Síguelos en sus redes sociales: Facebook, Instagram, y Twitter.

Mira cómo funciona Pipol en el siguiente video: