¿A quién no le gusta el huevo con arroz o reventar la yema bien amarilla de un huevo frito sobre un buen y simple puré hecho en casa o mejor aún unas papas recién fritas?

Esto es indiscutible, son los clásicos platos basados en el huevo que están aferrados al menú doméstico nacional y que no tienen para cuándo desaparecer. Y, ¿cómo no? ¡Si son tan buenos!

Pero como todas las cosas, siempre es bueno romper los esquemas, alejarnos de esa costumbre por un tiempo dejando espacio a nuevas experiencias para luego volver a valorar el reencuentro con nuestro clásico confirmando, como siempre, que nos encanta.

Para motivarlos a emprender esta travesía de nuevas experiencias con el huevo hemos invitado a Santi Sahli, la mente detrás del blog Sansabor  y amante declarado de esta proteína pura, a que comparta con nosotros algunas de sus recetas favoritas.

¡Anímense y experimenten! Les aseguramos que no se arrepentirán.

Para más recetas e información sobre el autor de éstas, no dejen de visitar www.sansabor.cl o de seguirlo en su Instagram @sansabor.

Algunos datos y tips sobre el huevo:
  • Un huevo pesa 50 grs aproximadamente.
  • Contiene 13 nutrientes esenciales.
  • Colina (Se encuentra principalmente en la yema y contribuye en la mantención del sistema nervioso y visión)
  • Hierro.
  • Ácido Fólico.
  • Zinc.
  • Proteínas de alto valor biológico (es decir, fácilmente asimilables por nuestro organismo)
  • Antioxidantes (Luteína y zeaxantina)
  • Ácidos grasos Omega 3.
  • Vitaminas A, B2, B12, D y E.
  • Todo esto contenido en 80 calorías.

La mayoría de los nutrientes se encuentran en la yema, pero varios de ellos están repartidos entre la yema y la clara por eso no botes la yema para con el fin de restar calorías!

La Asociación Estadounidense de Cardiólogos (American Heart Association) corrigió sus recomendaciones para el consumo de huevos, no estableciendo una cantidad especifica de consumo semanal. Esto dado a sus múltiples propiedades y beneficios.

5 razones para mantenerlos en tu menú semanal:
  • Para adelgazar, debido a su alto contenido proteico y la calidad de éste, controla el apetito y ayuda a la recuperación muscular post ejercicio.
  • Para cuidar tu corazón. ¡Aunque no lo creas! Varios estudios ya lo han confirmado e incluso indican que ayuda a prevenir enfermedades cardíacas.
  • Para mantener las funciones cerebrales, debido a su alto contenido de Colina.
  • Para mantener huesos fuertes, debido a su buen aporte de vitamina D.
  • Para mejorar la visión, gracias al pigmento luteína y Colina y su buena absorción al consumirlo en el huevo v/s espinacas y otras verduras.
  • Dato: Puedes mantener tus huevos por 4, máximo 5 semanas en tu refrigerador, sin problemas.
  • Nunca lo frías ya que se saturan aun más sus ácidos grasos naturalmente saturados.
  • Tip para saber si tu huevo está fresco:Sumergirlo en un vaso con agua. Si flota, ¡se bota!
  • Cuando lo rompas confirma que la yema se quede en el centro. Esto también es una prueba de que está fresco.
Romper y mezclar (2 personas • 30 minutos)

Ingredientes:

  • ½ paquete de tallarines de arroz
  • 2 zanahorias
  • ½ zapallo italiano
  • 1 puñado de maní
  • ¼ taza vinagre de arroz
  • ¼ taza salsa de soya
  • 1 cucharadita de jengibre picado
  • aceite de coco
  • 2 huevos
  • salsa picante
  • hojas de lechuga
  • 1 limón

Preparación:

Ralla la zanahoria o córtala en tiras bien finas. Corta el zapallo italiano en rodajas delgadas y luego éstas en tiras bien finas también. Échalos a dorar en una sartén a fuego medio con una cucharadita de aceite de coco y el jengibre picado. Deja calentar por un par de minutos revolviendo siempre, apaga el fuego y tapa la sartén con un plato.
En una olla chica echa el vinagre y la salsa de soya y deja hervir por minutos a fuego bajo. Luego pasa la mezcla a un jarro chico o una taza.
Prepara los tallarines como lo indica el envase. Por mientras pica el maní y fríe los huevos.
Arma los bols con las hojas de lechuga primero, los tallarines en un lado, las verduras en otro, el maní arriba de todo y encima los huevos. Termina con la salsa tibia de soya, salsa picante y unas gotas de limón.

Romper-y-mezclar

 

Cous Cous al horno con tomate y queso fresco (2­ a 3 personas • 30 minutos)

Ingredientes:

  • 1 taza de cous cous perla o israelí (*)
  • ½ tarro de tomates pelados en cubitos (guarda el resto en un taper)
  • ¼ paquete de queso fresco
  • 2 ó 3 huevos
  • perejil
  • aliños preferidos

(*) Está en el pasillo de productos internacionales en la mayoría de los supermercados

Preparación:
Prende el horno y déjalo calentar a temperatura máxima.
Cuece el cous cous como sale en el paquete. Por mientras, en un bowl mezcla los tomates (trata que no sea con mucho jugo del que viene en el tarro para que no quede tan sopa) con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta. Echula con algunos de tus aliños preferidos. En este caso le lleva unos chorritos de salsa inglesa, otros de salsa de soya y un poco de tabasco para el picor. Una salsa de ajo le vendría perfecto. Mezcla bien.

Cous-cous-

Corta el queso fresco en cubos como de unos 2×2 cm aprox.
Toma una fuente para horno de unos 20×20 cms aprox. Una paila de greda de las grandes funciona perfecto. Echa dentro la mezcla de tomates. Mezcla el cous cous con un poco de aceite de oliva y sal y repártelo encima de los tomates, pero no cubriéndolos totalmente. Incrusta dentro del cous cous los cubos de queso fresco, repartidos de manera pareja y al horno fuerte por 10 minutos o hasta que el cous cous se ponga dorado por arriba.

Antes de meter al horno, fíjate que la mezcla no esté hasta el tope porque cuando hierva va a salpicar. En ese caso, puedes sacar un poco de tomates con una cuchara o poner la fuente sobre otra fuente para horno para que la chochera no se transforme en un infierno.

Por mientras, haz los huevos a la copa pero dales un pelo más de tiempo para que la yema no quede tan líquida, unos 30 segundos ó 1 minuto máximo. Pica un puñado de hojas de perejil.
Vacía los huevos encima del cous cous y arriba el perejil picado.

Huevos con tocino y polenta crocante (2 personas)

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 4 lonjas de tocino
  • ¼ taza de polenta
  • 1 taza de agua
  • 1 puñado de rúcula
  • 1 puñado de parmesano rallado

Preparación:

Para la polenta crocante; echa muy lentamente la polenta en una olla con el agua a punto de hervir.
Echa un poco de sal, pimienta y aceite de oliva. Revuelve por unos 5 a 7 minutos, sin parar, hasta que la mezcla espese. El indicador de cuándo está lista es cuando la estela que deja el paso de la
cuchara, se demora en llenarse y se ve el fondo de la olla. Echa la mezcla sobre una tabla y con
una espátula, repártela hacia los lados, dejando un rectángulo irregular de medio centímetro de es
pesor.

Huevos-con-tocino-y-polenta-crocante

Deja enfriar (entre más fría más sólida se pone). Cuando esté fría, con un cuchillo corta los bordes
para dejar un rectángulo hecho y derecho. Córtalo por la mitad y corta cada rectángulo resultante
por la diagonal. Quedan 4 triángulos. En un sartén con un poco de aceite de oliva o mantequilla,
dóralos por lado y lado hasta que tomen un color más oscuro. Déjalos en el sartén con el fuego
apagado para que no se enfríen.

Dora el tocino en otro sartén y luego haz los huevos, ahí mismo.

¡A DISFRUTAR!