Novedades

“Un bar oculto en pleno Borderío”

Si eres de los que les gusta conocer nuevos lugares lleno de mística, sabor y buen ambiente, entonces ¡debes visitar Geber Alchemist Bar! Este mágico lugar se encuentra oculto en pleno Borderío, dejando en claro que este conocido centro gastronómico está teniendo un rejuvenecimiento importante, estrenando nuevos locales para un nuevo público. Geber Alchemist se  caracteriza por contar con una nueva propuesta en coctelería y gastronomía acompañado de un potente concepto inspirado en el alquimista árabe Geber, adoptando su nombre y plasmando la química en la presentación de sus tragos, platos y decoración.

Desde el momento de llegada, la anfitriona te comienza a ambientar y relatar un poco de la historia, para luego… esperen, stop, wait… no nos gustan los spoilers así que tendrán que ir para descubrir al menos la primera parte. Lo que sí te podemos adelantar, es sobre la entretenida e inteligente propuesta de coctelería a cargo de Bárbara Castellón (@Bubacastellon) ,Nacho Aklye (@Aklye) y Camilo Solano (@cami_205) , además de su rica carta para acompañar toda la experiencia, de la mano de la chef Magdalena Azura, a quien citamos: “Nosotros innovamos mucho en la calidad de lo que es nuestra comida. No tenemos un estilo determinado, puedes encontrar de todo…” palabras de las cuales podemos dar fe. Algo que nos llamó gratamente la atención desde un comienzo, es que a diferencia de otros restaurantes del sector, la cocina está abierta hasta las 2 de la mañana.

Pero vamos a lo que nos convoca. De entrada comenzamos con un refrescante cóctel en base a Gin llamado “Ritmo”, con cilantro, limón sutil, syrup de geber y como ellos mismo dicen “con un toque de ritmo”. Mientras disfrutábamos el primer trago, nos sorprendieron con un “Tartar de Julio Verne” del cual quedamos queriendo más desde el primer bocado, gracias a su exquisito sabor al ser aliñado con manteca negra y alcaparras, acompañado de encurtidos de la estación y un agradable trío de mayonesas ¡Combinación perfecta!.

A continuación teníamos que probar uno de los cócteles más solicitados por el público conocido como “Polaridad” el cual es servido en un recipiente de oro del alquimista, y en su interior una rica mezcla de Whisky black y gold, con un suave acompañamiento de mango,maracuyá y una porción cítrica, del cual nos encantó su equilibrio y donde ningún ingrediente sobre pasaba al otro ¡Muy Rico!

 

 

El hambre siempre está presente en nosotros y sin dudar, pedimos la trilogía de Baos, que consiste en un bao con tinte de calamar acompañado de pescado frito crocante, chalaquita y salsa de ají amarillo; otro bao tradicional con carne de cerdo mechada, tomate pickle, porotos verdes, mayonesa picante y finalmente un bao de remolacha vegetariano, con berenjena apanada, betarraga pickle, chalaquita casera y mayonesa de cilantro, realmente exquisito. Claramente la noche no iba a terminar ahí y queríamos probar más cocteler ía, por lo cual pedimos un cóctel llamado “Vibración” en base al amado tequila Don Julio servido en un atractivo vaso de calavera acompañado de un tepache casero que se macera por 5 días, más un elixir de limón y triplum.  Y como el pisco no podía quedar ausente, también pedimos el “Elixir de Gaia” que consiste en pisco Espíritu de los Andes, jarabe de mandarina, Ramazotti, brebaje de cítricos y tierra de frambuesa; ambos muy refrescantes y como dijimos anteriormente, siempre manteniendo el equilibrio en el sabor.

Y como somos buenos glotones, seguimos comiendo para coronar esta gran noche con dos 2 platos más, igual de ricos que los anteriores. Primero unos “Tacos de Moctezuma” con masa fresca de maíz originales mexicanas, las cuales consistía en 3 tortillas. Una venía con porotos negros, palta, pico de gallo y cebolla frita con un topping de queso parmesano; otra con salsa de queso azul, boletos, champiñones salteados y cebolla frita y la última con humus de albahaca, pico de gallo, queso parmesano y cebolla frita con ají picante. Y ya para finalizar, cerramos con unos maravillosos sánguches en pan ciabatta con pastrami ahumado y queso, acompañado de papas fritas caseras, plato que podríamos seguir comiendo hasta el día de hoy ya que son ese tipo de preparaciones que te hacen exclamar “Oh my god gracias por inventar la comida”.

¿En resumen? Una excelente noche, con una coctelería protagónica muy bien desarrollada, un ambiente íntimo pero relajado con una agradable decoración y para finalizar una excelente y variada gastronomía que no hace sino otra cosa que aportar con creces a la experiencia que el Sr Geber, el alquimista, hubiese querido ver reflejada en su laboratorio.

 

  • ¿Dónde? BordeRío Av. San Josemaría Escrivá de Balaguer 6400, Vitacura.
  • ¿Horarios? De Martes a Sábado desde las 19.30 hasta 2 am.

*Sugerencia: Reservar con tiempo debido a que el lugar no es muy grande y suele tener mucha demanda todos los días.