Novedades

RESTAURANT “EL CID” un escape santiaguino en las faldas del cerro San Cristóbal

La primavera ya llegó a nuestro país y nosotros comenzamos a pensar en terrazas, piscinas, bares al aire libre y escapes que nos permitan salir de la rutina y la vida santiaguina. Nos pasaron el dato que en el restaurant “El Cid” ubicado en el Hotel Sheraton en las faldas del Cerro San Cristóbal, podemos encontrar un lugar ideal para alejarnos del ruido citadino rodeado de vegetación y un ambiente lleno de sabores.

El Cid estrena carta nueva de mano de su chef ejecutiva, Silvana Mateluna quién después de trabajar más de 20 años para el área de gastronomía del hotel, ha sido nombrada la chef a cargo del restaurant.

El lugar es más bien de nota elegante, quizás también para una comida de negocios, pero con la ventaja de tener la alternativa de comer en la terraza para aprovechar el buen clima que vivimos durante estos días.

El nuevo menú ha sido pensado por Silvana como una ocasión para enaltecer el producto nacional, buscando a través de preparaciones de ejecución perfecta, realzar el sabor de los regalos que nos da nuestra larga costa y el campo del sur. En cuanto a la comida en sí, degustamos un menú de cuatro tiempos que comenzaba con un dúo de ostras en su concha con ceviche de reineta y tártaro de salmón. El contraste salado y metálico de la ostra con la acidez del ceviche y lo sedoso del tártaro hacían un “match” perfecto. Dos bocados precisos.

Seguimos con atún sellado (bien parecido a un tataki) con salteado de palta y cebolla morada cubierto con mermelada de tomate y salsa de mostaza. Suave y fresco, realmente un lujo. Punto aparte la mermelada de tomate, ¡realmente maravillosa!

Continuamos con el clásico salmón, pero esta vez cubierto con aceitunas verdes y queso de cabra sobre cremoso de mote y alcachofas servidas en salsa de membrillo y finalizamos con un filete de angus con tocino crocante, sobre puré de alcachofas con salsa de hongos silvestres.

Finalmente concluimos la noche con una degustación de postres que incluía una terrine de chocolate con avellanas rellena de salsa de frutillas, un mousse de naranja y una tartaleta de chocolate rellena de nueces con ganache de limón y manzana caramelizada.

Todo lo anterior maridado con una gran variedad de vinos Chardonnay, Pinot Noir, Carmenere, Cabernet Sauvignon  y espumantes.

En definitiva, tuvimos una noche llena de sensaciones con un menú redondo,  una presentación perfecta, sabores intensos y una experiencia, en general para repetir, ya que el restaurant El Cid, sin duda ya es una opción totalmente atractiva para aprovechar la lindas  tarde de primavera. .