Cuando hablamos de mantequilla de maní se nos hace agua la boca, y en general las mantequillas de frutos secos son muy saludables para nuestro organismo.

La mantequilla de maní, almendras e incluso la de castaña de cajú contienen grasas insaturadas que son grasas buenas, aportan fibra, vitamina E y proteínas. Si bien todo en exceso hace mal, hay que consumirlas moderadamente.

Aquí les dejamos 3 recetas muy fáciles de elaborar.

imagen mantequilla

 

Mantequilla de maní
  • 250 gramos de maní tostado sin sal
  • Miel ( opcional)
Preparación

Colocar los 250 gramos de maní en una procesadora y batir hasta formar una pasta. Los aceites naturales de éste fruto permitirá que vaya quedando homogénea, una vez listo y si deseas endulzarlo un poco, puedes agregar una cucharada de miel y volver a procesar.

Si quieres que quede un poco salada puedes agregar una pizca de sal.( lo que tomas con tus dedos)

¿No pensabas que era tan fácil? pues ¡listo! ya tiene tus mantequilla de maní casera lista para disfrutar del desayuno o snacks

Las tres mantequillas se elaboran de la misma forma a excepción de la de almendras y castañas de cajú que son normales sin tostar.

¡A disfrutar!