• Nunca pinches la carne al darla vuelta, para hacerlo utiliza  una pinza de asados. Esto evitará que el corte no se seque , lo que mantendrá los jugos dentro de la carne.
  • El sellado de carnes es una técnica que se utiliza para evitar que las carnes que son en trozos o que tienen membrana que las protejan (siempre es mejor sacarlas antes) pierdan sus jugos interiores. Consiste en producir una costra protectora en toda la superficie de carne con un golpe de calor parejo.

La parrilla es una habilidad que se perfecciona dura cientos de domingos digiriendo una sinfonía de carnes y fuego. Un gran maestro asador combina habilidad con una aguda intuición

  • Siempre es bueno dejar reposar la carne antes de servirla de 5 a 20 minutos dependiendo  del tamaño, para que los jugos internos vuelvan a su lugar y el trozo se mantenga más sabroso y  jugoso.
  • Cuando salar: Depende si el corte de la carne está protegido por membranas o grasa, en mi caso recomiendo siempre salar una vez que el trozo este en la parrilla, salando unas de sus caras, esto traerá como consecuencia que los mismos jugos de la carne que va perdiendo sale internamente. (Siempre es bueno utilizar aliños para evitar el alto consumo de sal, como romero, pimienta u otros)

10524607_662969450447710_6469052734940457183_n

 

“A la hora de sentarse a  comer no me importa cómo se viste la gente ni como habla, cómo luce ni cómo suena. Todas las personas son bellas si comparten una simple cualidad: respeto por la comida, por el momento y respeto mutuo. Esas personas son siempre bienvenidas a mi mesa”

10559947_662969210447734_2408830508197863099_n

 

Matías Policella
Maestro Parrillero, El Estanciero
www.elestanciero.cl