Para su creadora estos 10 años son un reconocimiento a la calidad de sus productos, elaborados siempre según la tradición de los antiguos maestros heladeros italianos.

Inspirada en sus vacaciones de niña en Cinque Terre, donde visitaba diariamente al heladero del pueblo para disfrutar de sus creaciones y aprender de ellas, la italiana Donata Bergmann creò hace 10 años ll Maestrale, una de las heladerías más reconocidas de Santiago.

Luego de llegar a Chile, Donata empezó a probar de manera casera los primeros sabores –desarrollados especialmente para sus hijas– transformándose así en maestra heladera y dando vida a esta gelatería. Lo que quería era lograr “Un lugar para crear de manera natural y artesanal sabores innovadores, elaborados con materias primas frescas, de primera calidad, sin químicos, colorantes, preservantes ni saborizantes”.

De eso ya han pasado 10 años, más de 180 recetas de sabores distintos y el premio “Maestro heladero 2013”, distinción que recibió Bergmann como reconocimiento al mejor heladero italiano en el extranjero.

Para ella, el mercado chileno ha cambiado mucho estos años. Hoy el público es más exigente, valora la calidad y tradición del producto, pero a la vez se atreve a probar nuevos sabores como el sorbete de pepino y menta, el helado de zanahoria con jengibre y naranja o el de betarraga, por nombrar algunos.

Sumado a los sorbetes de fruta natural que esta temporada nos brinda, para este verano Donata recomienda la “Cassata Siciliana” elaborado en base crema de leche y fruta confitada.

¿Dónde encontrarlos?

Il Maestrale -con su línea de sabores de leche, agua y light- está presente desde hace 10 años en el Patio Bellavista –Constitución 50, Providencia– y distribuye sus productos a restaurantes, banqueteros, emporios, cafeterías y hoteles; siempre con la filosofía de producir helados y sorbetes 100% naturales, respetando la tradición italiana y rescatando los mejores productos chilenos que aseguren frescura, calidad, goce y placer.