Anggela Espinoza, querida lectora de nuestra revista, nos envía esta fácil receta para compartir con todos los glotones

Base:

  • 1 taza de harina de arroz
  • ½ taza de harina de mandioca
  • 200 gramos de mantequilla blanda
  • 1 huevo de campo
  • 2 cucharadas de stevia en polvo (o si es líquida 20 gotas)
  • 1 pizca de sal de mar molida

Preparación:

En un bowl incorporar ambas harinas y revolver con las manos. Luego incorporar la mantequilla, el huevo, la stevia y la sal de mar. Amasar sólo con las yemas de los dedos hasta quedar homogéneo, y hacer una bola de masa. Guardar en bolsa hermética por media hora en refrigerador.

Precalentar horno por media hora a 180º grados. Sacar la bola de masa, uslear e incorporar en molde de kuchen. Hornear por 15 minutos. Sacar y enfriar.

RELLENO:

  • 1 tarro de leche condensada light
  • 200 gramos de almendras “activadas” (dejar remojar en agua purificada por toda la noche) y luego picarlas.
  • 1 cucharada de semillas de amapola
  • ½ jugo de limón y su ralladura

Preparación:

En una olla antiadherente a temperatura media, colocar la leche condensada, las almendras picadas. Revolver. Incorporar las amapolas, el jugo y ralladura de limón. Revolver y mezclar todo.

Ya listo, agregar el relleno sobre la base. Esparcir bien. Llevar al horno por 10 minutos. Esperar que enfríe y servir.

¡A disfrutar!