Cada año se conmemora el Día Nacional de la Marraqueta, uno de los más representativos de la comida chilena y que con los años, se ha transformado en el favorito de muchos gracias a su sabor, composición, crocancia y diversidad.

Aunque tiene una herencia del clásico pan francés que los españoles trajeron a tierras americanas, la marraqueta se ha transformado en uno de los alimentos más representativos de nuestro país. Cuenta la historia que  nuestra marraqueta se conoce por este nombre debido a un par de hermanos panaderos, de apellido Marraquette, quienes llegaron a Valparaíso con un negocio donde elaboraban una variedad de pan francés llamado pistolete, muy similar a la mitad de una marraqueta. Sin embargo, durante una producción, accidentalmente se pegaron dos unidades de pan. Para no perderlo las hornearon y se obtuvo un pan pistolete doble que fue un éxito de venta. Como sólo ellos la fabricaban comenzó a ser conocido como “Marraqueta”.

Actualmente es el  tipo de pan más popular y consumido por los chilenos,aunque su sabor y estilo muchas veces va cambiando según quién la elabore. La ingeniera en alimentos de Empresas Maquipan Cinthya Morales explica cuáles son las características que debe tener una marraqueta perfecta: “Debe tener buen volumen, una miga esponjosa y pareja, su corteza debe ser firme y crocante con un color dorado parejo”.

Una descripción tentadora que rememora un sabor que todos conocemos, ya que prácticamente no hay hogar o mesa en que la marraqueta no haya estado alguna vez. Además, es considerada la variedad de pan más sana del mercado, debido a lo básico de su receta y a que no tiene materia grasa incorporada.

Para los profesionales también es un elemento importantísimo en las cocinas y restaurantes nacionales, sobre todo para quienes trabajan por destacar los productos chilenos. Es el caso del chef Sebastián Salas, socio de Kinsa y embajador de Maquichef. Es un producto simple, pero a la vez muy bondadoso y versátil para realizar múltiples combinaciones, el hecho de ser un pan liviano, sin grasa y crujiente, lo convierte en una buena base para realzar otros ingredientes, carnes, verduras, quesos, dulces y salados, hasta para postres puedes utilizar marraquetas”, detalla el chef nacional.

RECETA MARRAQUETA (Por Cinthya Morales)

La receta básica de la marraqueta es muy simple, lo que no es tan simple es su elaboración, ya que requiere una doble fermentación que es necesaria para lograr su crocancia. Para el color necesita un horneo con vapor, y un proceso de secado en su etapa final.

Ingredientes (1 kilo de pan)

  • Harina 1 kilo
  • Agua: 550 cc
  • Sal: 20 gramos
  • Levadura: 20 gramos

Elaboración

Amasar los ingredientes hasta obtener una masa lisa y homogénea, separar en bollos de 120 gramos de masa cruda, ovillar y poner a fermentar en pares (juntos 2 bollos) poner una capa muy delgada de aceite sobre esos bollos y tapar con plástico para evitar que se resequen. Cuando aumenten su volumen un tercio, tomar el par de bollos y con un palo (tipo mango de cuchara de palo) bajar a la mitad estos bollos y nuevamente fermentar, esta vez boca abajo en un paño de tela enharinado. Cuidar que entre cada par de bollos, haya una separación para que no se peguen, terminar de fermentar, dar vuelta la marraqueta que dejamos boca abajo sobre bandeja y hornear a 220°C con 6 segundos de vapor por 23 minutos con 10 minutos finales de secado, así obtendremos una rica marraqueta!