Queda menos de una semana para navidad, y queremos inspirarte con las mejores recetas de blogueros chilenos para celebrar estas fiestas. Hoy es el turno de Cabro Cocina, un talentosísimo cocinero nacional que se caracteriza por preparar los postres más pecaminosos de la blogósfera. ¡Se nos hace agua la boca de solo mirar estos dulces!

Esta es una de esas recetas que solo les podía subir en esta época en que uno se perdona un poco las chanchadas.

Lo digo con todas sus letras porque no intento disfrazar lo exquisitamente gorda que es esta receta, como que uno sabe que en el fondo no debería comer más de un par de pedazos pero igual, uno más… Unito maaas…

Ahora que ya se emitieron todas las advertencias y espantamos a los diabéticos y cuanto más me quedo con ustedes golosos de mi corazón y les comparto esta maravilla, porque es maravillosamente rico y maravillosamente fácil. (Cuando uno ve lo botadas de fáciles que son estas chanchadas gringas uno entiende porque están como están jajaja)

El simil más chileno que se me ocurre para describir al Fudge es una caluga, o un brigadeiro porque también parte de leche condensada (alguna vez algo malo a partido de un tarro de leche condensada?)

Pueden dejarlo simple y no ponerle nada, o agregar lo que les guste más. Yo para hacerlo navideño y regalable lo hice con chocolate blanco, para que resalte el rojo Navidad de los Cranberries y el verde fantástico de los pistachos (no se desvivan buscando pistachos sin sal, es tan dulce que la sal le viene de perilla)

Lo pueden cortar en cuadraditos y regalarlo en bolsitas, con una cinta bonita y una tarjeta, pero yo encuentro que se ven muy lindos envueltos como caluga y estas cosas así son la excusa perfecta para regalar un frasco lindo que va a durar más que los dulcesitos.

fudge1

Ingredientes

  • 1 tarro de leche condensada
  • 560g de chocolate blanco (el mejor que puedan)
  • 40g de mantequilla
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ taza de cranberries picados
  • ½ taza de pistachos pelados y picados
  • ½ taza de granola Granea

 Instrucciones

  1. Forrar un molde de 20×20 con papel foil y aceitar con una servilleta o papel
  2. Pelar y picar los pistachos
  3. Picar los cranberries y mezclar con los pistachos y la granola
  4. Reservar un cuarto de la mezcla anterior
  5. En un bol mezclar la leche condensada, chocolate picado, mantequilla y sal
  6. Llevar a baño María removiendo hasta lograr una mezcla lisa y homogénea
  7. Incorporar la mezcla de frutos y volcar al molde preparado
  8. Emparejar la mezcla, espolvorear los frutos reservados y presionar para adherir
  9. Reposar en refrigerador por un mínimo de 2 horas