La comida por años y desde el inicio de todos los tiempos ha sido el centro de muchas reuniones, encuentros y tradiciones que marcan la historia de la humanidad. Muchas veces ésta, genera que bajo simples o elaborados sabores se dé inicio a revoluciones, alianzas o simplemente alabanzas a diferentes dioses.

En este caso no es muy diferente. El día de la Chandeleur se celebra todos los 2 de Febrero de cada año en Francia, 40 días después de Navidad como una de las celebraciones en búsqueda de la prosperidad en el hogar. Conocida también como la Fiesta de las luces, la tradición indica que todos los años las personas deben cocinar muchas crepes para disfrutar junto a sus más cercanos en la comunidad. Cuenta la historia que esta tradición tiene origen en la época de los Romanos donde se celebraba este día al dios Pan. Durante toda la noche, las personas salían a las calles agitando sus antorchas, de ahí el nombre de esta celebración. Luego de muchos años, pasó a ser una tradición cristiana.

crepes1

Pero, ¿Qué tienen que ver las crepes? El ritual decía que si no se cocinaban, el trigo de las cosechas sería muy malo y por ende serían muy pobres durante todo el año. Así también, cuando se cocinaban las crepes, se respetaba la costumbre de la moneda de oro, la cual consistía en que los campesinos hacían saltar la primera crepe con la mano derecha mientras que en la izquierda se empuñaba una moneda de oro.

Sin duda una historia muy interesante que comentar y compartir. Si es que te animas a celebrar y a llamar a la buena suerte aquí te dejamos una rica receta de crepes para que tu año 2016 sea totalmente próspero y exitoso.

¡No olvides que hay muchas más opciones y las variedades son infinitas!
Prepara tus crepes

Ingredientes para 7-8 Crepes:

  • 150 gramos de harina de repostería
  • 250 ml de leche
  • 15 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 5 gramos de azúcar
  • 3 huevos grandes
  • Sal, una pizca
Preparación

Empezaremos tamizando la harina y echándola en el vaso de una batidora. Agregaremos también una pizca de sal, el azúcar, los huevos y la leche, y batimos unas varillas, manuales o bien las de la propia batidora. Una vez estén bien mezclados estos ingredientes, añadiremos la harina y volveremos a batir con las varillas. Nos debe quedar una mezcla más bien cremosa y sin grumos, que guardaremos en el refrigerador durante una hora por lo menos, con lo que la masa de crepes se volverá un poco más densa.

Cuando pase ese tiempo vamos a necesitar una crepera, un utensilio especialmente hecho para hacer crepes, o bien una sartén de las normales, aunque mejor si es antiadherente, para que los crepes se hagan bien y no se nos peguen. También vamos a necesitar un poco de mantequilla (sin sal) para hacer los crepes, l para que no varíen el sabor de nuestra masa.

Sacamos la masa del refrigerador y ponemos a calentar la sartén. Nosotros hemos empleado una mediana, para que los crepes no resulten demasiado grandes. Echaremos una cucharadita de mantequilla y una vez derretida, verteremos en la sartén la masa de crepes suficiente como para cubrir la superficie, con cuidado de no echar demasiada y que nos quede una crepe demasiado gorda.

Hay que intentar que quede bien hecha por ambas caras, para lo que es suficiente con voltear cuando veamos que toma color por un lado y sacarla cuando esté igual por las dos caras. Al ser una crepe más bien fina, no la hagas demasiado tiempo porque  va a quedar muy hecha y pierde esa textura característica y no queda igual de agradable al comer.

comohacercrepes.com

Recuerda que los puedes rellenar con lo que tu quieras: Frutas, mermelada, crema, queso/jamón, eespinacas ¡y mucho más!